Patente “Limpieza con láser Touch Down Zone”

El trabajo

En todos los aeropuertos se producen fuertes marcas de goma cuando tocan tierra los neumáticos de las ruedas durante el servicio aéreo normal en el aterrizaje de los aviones, independientemente del tipo y tamaño del avión – en especial, del tren de aterrizaje. Cuanto más pesados sean los aviones que aterrizan y más frecuentado sea el aeropuerto, tanto más rápido se forma sobre la pista de aterrizaje una capa de goma, la cual se debe quitar periódicamente.

Esto ocurría por razones de la seguridad aérea, ya que las pistas de aterrizaje y despegue revestidas con goma por el desgaste, en especial las pistas de aterrizaje mojadas (agua estancada), nieve o nieve (semi)derretida, retardan las frenadas considerablemente. Si la capa de goma es continua, además, se dificulta la evacuación del agua a través de las hendiduras en la pista de aterrizaje (ranuras) y los neumáticos del tren de aterrizaje apenas tocan o incluso ni siquiera rozan el asfalto, es decir, el hormigón de la pista de aterrizaje. Entonces, se puede producir rápidamente el llamado “hidroplaneo“ (hydroplaning), lo que imposibilita el control del avión por el agua que se encuentra entre los neumáticos y la pista de aterrizaje. En especial el “hidroplaneo viscoso“ se produce en el caso de pistas de aterrizaje muy sucias ya ante la presencia de una capa muy delgada de agua y en diferentes márgenes de velocidad. En algunos accidentes al aterrizar y en “rebasamientos de pista“ (runway overshoots) dicho fenómeno jugó un papel de factor propiciador de un accidente.

En particular, se encuentra la mayor cantidad de suciedad de la goma en las llamadas zonas de toma de contacto (touch down zones), es decir, en los sectores de la pista de despegue y aterrizaje sobre la cual tocan tierra los aviones. Con respecto a la dimensión, aquellos sectores son aproximadamente los primeros 900 metros, por regla general, en ambas direcciones del vuelo de aproximación. Por ello, como consecuencia, en este sector de la pista de aterrizaje se debe eliminar de forma regular la capa de goma, en aeropuertos comerciales grandes este proceso se lleva a cabo en parte cada 15 días.

White Lion Patent Reinigung von Landebahnen

Estado actual de la técnica

Según el estado actual de la técnica, las pistas de despegue y aterrizaje se limpian con el procedimiento de agua a alta presión. Boquillas de alta presión rotativas eliminan de tal forma las marcas de la goma. El agua excedente se recoge conjuntamente con las partículas de goma sueltas con un camión de aspiración y su eliminación se debe llevar a cabo mediante un proceso complicado y costoso. El chorro de agua llega no solo a la suciedad sino también al revestimiento de la pista, de manera que no se pueden excluir daños en la superficie de las pistas de aterrizaje.

Este procedimiento – en parte obsoleto – es:

  • costoso
  • dependiente de las condiciones climáticas
  • abrasivo para el revestimiento de la pista

y requiere

  • grandes intervalos de limpieza
  • altos costes de eliminación de los desechos de goma

La limpieza con el procedimiento con rayo láser

La limpieza con un sistema de láser ofrece numerosas ventajas. Este proceso y aplicación del rayo láser funciona de la siguiente manera. Un rayo láser producido llega al revestimiento de la pista de la zona de toma de contacto. La frecuencia del láser permite que solo la capa de goma que se debe eliminar reaccione ante los rayos y que al impacto (acoplamiento) del rayo láser se evapore, es decir, se queme de manera altamente energética. Los vapores producidos son aspirados directamente por una unidad de aspiración y neutralizados por medio de catalizador. Un sistema de ultrasonidos mide la diferencia antes y después de la limpieza y registra el éxito y el resultado de la limpieza. Esta conservación de datos documenta el estado limpio para asegurar la calidad de la pista de aterrizaje y, de tal forma, es parte de la garantía de calidad.

Los costes operativos de un sistema láser son significativamente inferiores a los procesos convencionales. En comparación, el procedimiento es muy cómodo. Estos dos factores permiten un uso periódico del sistema láser con una alta frecuencia de aplicación frente al proceso de agua a alta presión. Una utilización una vez por semana o incluso diaria es factible y también apropiada para mantener limpia la capa de la pista de aterrizaje a un nivel alto y constante. Esto contribuye a mejorar la seguridad del proceso de aterrizaje y, al mismo tiempo, de las operaciones aéreas, ya que se garantiza la mejor tracción posible en todo momento. El láser de limpieza se aplica cómodamente en cualquier condición meteorológica ya que dicho rayo penetra un medio que se encuentra arriba de la pista de aterrizaje como el agua, el hielo o la nieve. También puede ser aplicado en caso de temperaturas bajo cero. La base para el sistema de láser es un vehículo especial que está equipado con los siguientes componentes técnicos:

  1. Sistema láser para eliminar las marcas de goma
  2. Sistemas de ultrasonido para medir el espesor de la capa antes y después de su eliminación
  3. Sistema de aspiración para captar los residuos y filtración de los gases de desecho
  4. Sistema informático para la conservación de los datos registrados

* Pflichtfelder